¿Por qué las semillas de chía son buenas para adelgazar?

La chía es una planta originaria de México, y sus semillas son conocidas por el alto valor nutritivo. Pero las semillas de esa planta se hicieron aún más famosas cuando la gente descubrió que las semillas de chía sirven para adelgazar.

Las semillas de chía son buenas para adelgazar porque poseen una gran cantidad de fibras. Las fibras de la semilla de chía son excelentes para aumentar la sensación de saciedad.

Funciona así: cuando la persona ingiere la semilla de chía, las fibras presentes en el alimento entran en contacto con los jugos gástricos, y se transforman en una especie de gel viscoso que aumenta bastante la dilatación del estómago. Este efecto genera saciedad, y te ayuda a disminuir el consumo de alimentos.

Pero no es sólo por eso que la semilla de chía adelgaza. El consumo de semilla de chía ayuda también a disminuir la glucemia después de la comida.

¿Cómo ayuda a adelgazar?

Cuando tienes una comida rica en carbohidratos, normalmente la digestión y la absorción de estos nutrientes ocurren de forma bastante rápida. Esto genera el aumento del nivel de glucosa en la sangre, lo que acarrea también un aumento de los niveles de insulina. El problema es que la insulina en exceso favorece la formación de grasa localizada.

Cuando incluyes las semillas de chía en tu menú, ellas ayudan a disminuir la velocidad con que los carbohidratos se digieren y absorben en el organismo. De este modo, la glucosa se libera lentamente en el torrente sanguíneo, evitando el exceso de insulina, lo que, por consiguiente, disminuye los riesgos de acumulación de grasa localizada.

La semilla de chía adelgaza también debido a su efecto desintoxicante. Los antioxidantes presentes en las semillas de chía ayudan a desintoxicar el hígado. Esto favorece mucho el proceso de adelgazar, pues ayuda al organismo a eliminar aquellas toxinas nocivas que favorecen el aumento de peso y el surgimiento de enfermedades.

Otros beneficios de las semillas de chía

Las semillas de chía adelgazan y ayuda a desintoxicar el organismo. Pero estos no son los únicos beneficios que estas semillas pueden proporcionar.

Ayudan a prevenir y controlar la diabetes

Las semilla de chía ayudan a prevenir y controlar la diabetes porque evitan que la glucosa se libere muy rápido en el torrente sanguíneo.

Como ya dije arriba, cuando la glucosa se libera muy rápido en el torrente sanguíneo, también ocurre un aumento de los niveles de insulina. El problema es que el exceso de insulina puede llevar al surgimiento de un cuadro llamado resistencia a la insulina, que es cuando el páncreas necesita secretar cada vez más insulina para colocar dentro de las células la misma cantidad de glucosa. Este problema puede conducir a la diabetes tipo 2.

Ayudan a combatir la celulitis

Las semillas de chía son un alimento rico en omega 3. Este ácido graso ayuda a disminuir las inflamaciones, por lo que es muy útil contra las celulitis, que son procesos inflamatorios del organismo.

Mejoran el sistema inmunológico

Por ser ricas en minerales como el cinc y el selenio, las semillas de chía ayudan a mantener el sistema inmunológico siempre fuerte y eficaz. Las semillas de chía contienen también buenas cantidades de calcio, manganeso, sodio, potasio y fósforo, siendo que estos nutrientes son importantes para el mantenimiento de la integridad y la salud de las células del cuerpo.

Cómo consumir la semilla de chía

Como hemos visto, las semillas de chía adelgazan y proporciona muchos otros beneficios, por lo que compensa incluir ese alimento en tu menú.

Puedes consumir la semilla de chía junto con frutas, yogures, jugos y vitaminas.

Para obtener todos los beneficios no es necesario consumir grandes cantidades, basta consumir 2 cucharas de sopa por día, lo que da aproximadamente 25 gramos.

Un consejo: no exageres en el consumo, pues en exceso la semilla de chía puede engordar y provocar problemas como constipación intestinal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *