Redución alimentaria para bajar de peso: entérate por qué funciona

La reducción alimentaria para adelgazar funciona porque no requiere actitudes radicales, y permite que la persona coma de todo, pero en la medida correcta. Coniste en adoptar costumbres más saludables, de manera que nuevas prácticas sean incorporadas a la vida de la persona que se proponga seguirla.

 

Cómo hacer reeducación alimentaria para adelgazar

Para hacer la reeducación alimentaria para adelgazar necesitas tener disposición y disciplina para abandonar algunos hábitos alimentarios perjudiciales, y necesitas controlarte a ti mismO para no caer en el cuento de las “dietas de la moda”. El consejo es: si deseas adelgazar y mantener el peso a largo plazo, olvídate las dietas restrictivas.

Las dietas muy restrictivas (o dietas de moda) llevan a bajar de peso muy rápido, sin embargo, no te hacen perder grasas, la mayoría de las veces sólo provocan la pérdida de líquidos y de masa muscular.

Tu organismo interpreta una dieta muy restrictiva como una amenaza, entonces almacena energía en forma de grasa para sufrir menos la próxima vez que decidas seguir una dieta loca. La verdad es que pasar hambre provoca un efecto contrario a lo deseado, es decir, en lugar de perder grasa, tu cuerpo acaba almacenando más grasas.

Para ayudarte a adelgazar utilizando la reeducación alimentaria, preparamos algunos consejos importantes que pueden ayudar bastante:

1 – Evita seguir menús muy monótonos

Los menús muy monótonos pueden llevar a tu organismo a sufrir con carencia de nutrientes, además, pueden hacerte caer en tentaciones, pues nadie puede quedarse toda la vida siguiendo una dieta de sopa, por ejemplo.

Lo ideal es siempre tener una alimentación bastante variada.

2 – No te preocupes todo el tiempo con las calorías

Si pasas pensando en las calorías, correrás el riesgo de no ingerir los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de tu organismo, por lo que es mejor pensar en una alimentación sana, y no sólo en cuántas calorías estás ingiriendo.

3 – Nunca te olvides de tomar bastante líquidos

Los líquidos son muy importantes para la salud de tu cuerpo, por lo que nunca te olvides de tomar de 8 a 10 vasos de agua al día.

4 – Consume alimentos poderosos

Prefiere consumir alimentos integrales y con baja cantidad de grasa saturada.

5 – No seas una prisionera de tu dieta

Tu no necesita eliminar los alimentos de tu dieta, sólo necesitas saber qué alimentos son mejores para tu organismo, y tener en cuenta la cantidad y la periodicidad del consumo de alimentos que provocan la ganancia de peso.

¿Estás pensando en hacer reeducación alimentaria? Comprueba un ejemplo de menú saludable

A continuación se muestra un ejemplo de menú saludable interesante, principalmente para quienes desean adelgazar sin hacer dietas restrictivas. Pero recuerda, para iniciar tu reeducación alimentaria, necesitas buscar una nutricionista para que ella/ella te ayude a montar un menú adecuado a tus objetivos y las características de tu organismo.

La dieta sin orientación de una nutricionista puede ser ineficaz e incluso peligrosa, por lo tanto, ten cuidado.

En el desayuno, una buena sugerencia es tomar 1 taza de té con leche semi-desnatada, si lo prefieres, puedes colocarle edulcorante al café. Come también 2 rebanadas de pan integral y ½ papaya.

Unas 2 horas después del café, come 1 barrita de cereal y 1 unidad de leche fermentada.

A la hora del almuerzo, una sugerencia interesante es comer 5 cucharas de arroz integral, ½ taza de frijol cocido, 1 filete a la parrilla, 1 cucharada de remolacha cruda y rallada, 2 rebanadas de tomate con ½ cuchara de aceite.

En la merienda de la tarde un pote de yogurt puede ayudar a matar el hambre.

En la cena, come 5 cucharadas de arroz integral, 1 cucharada de soja cocida (si no te gusta la soja, piensa en cuánto puede hacerte bien), 4 rebanadas de zanahoria cocida, 2 rebanadas de tomate con ½ cucharada de aceite de oliva y 1 manzana.

Este es sólo un ejemplo de menú. Lo ideal es que tengas un menú individualizado, y la/el nutricionista te puede ayudar con eso.

La reeducación alimentaria puede cambiar tu vida

La reeducación alimentaria para adelgazar es la receta para una alimentación que te ayudará a perder peso de manera sana y para siempre. El consejo es nunca abandonar los hábitos alimenticios sanos, y practicar ejercicios físicos regularmente.

Si deseas adelgazar, necesitas tener en mente que encontrarás algunas dificultades por el camino, pero que es posible superarlas, por lo tanto, si encuentras algunas dificultades para seguir la técnica de la reeducación alimentaria, no te desanimes, piensa en tus objetivos y cómo será bueno para alcanzarlos.