Hábitos peligrosos que entorpecen la pérdida de peso

Algunos hábitos pueden destruir todos tus esfuerzos para adelgazar y conquistar el cuerpo que deseas, por lo tanto, antes de desistir de alcanzar tus objetivos, vale la pena analizar con cuidado los errores que has cometido que te están impidiendo obtener los resultados que tanto deseas.

Adelgazar es una tarea compleja, no tan fácil como se predica por ahí, y es por eso que necesitas adoptar una estrategia inteligente para adelgazar, que no ponga tu salud en riesgo y que realmente posibilite una pérdida de peso sana y consistente.

¡Descubre los hábitos que pueden entorpecer la pérdida de peso!

Como he dicho, algunos hábitos pueden molestar la pérdida de peso, y tu necesitas identificarlos para ser capaz de corregirlos y adoptar otros más sanos y alineados con tus objetivos.

Mantener expectativas fuera de la realidad

Necesita entender que la pérdida de peso es un proceso, y como tal, tarda un poco en concretarse. Muchas personas que desean adelgazar mantienen expectativas poco realistas, creyendo que van a conseguir adelgazar una cantidad enorme de kilos en apenas una semana.

Mira, eso no existe, por lo tanto, ten mucho cuidado con aquellas promesas de adelgazar que están presentes en revistas y en sitios Web.

Necesitas cambiar tu mentalidad, pensar a largo plazo, y esforzarte para abandonar el inmediatismo. No pienses en la pérdida de peso en sí, trata de pensar en tu salud, así será más fácil evitar rendirte a las promesas milagrosas para adelgazar que están por todas partes.

Establece metas para adelgazar que realmente puedas alcanzar, eso evitará frustraciones y desistencia precoz. Por ejemplo, en vez de prometerte a ti misma(o) que adelgazarás unos 5 kilos por semana, haz un compromiso que adelgazarás sólo 1 kilo en 7 días. Esta es una meta realista, es decir, es posible alcanzarla, y eso sin perjudicar la salud y sin correr el riesgo de sufrir con decepciones.

 

Yo recomiendo que leas este artículo que he escrito sobre la importancia de ajustar la mentalidad para adelgazar con la salud.

Desistir ante los primeros obstáculos

El proceso de adelgazar no es fácil, y vas a necesitar mucho coraje, perseverancia y esfuerzo para conseguir perder peso de forma sana y consistente.

Durante el proceso de pérdida de peso surgirán muchos obstáculos, y a veces usted vas a pisar la pelota. Pero hay que recordar que nadie es perfecto, por lo tanto, cuando cuando camines en la bola, no te dejes llevar por la tentación de abandonar todo simplemente porque te tropesaste.

No dejes que tus errores te lleven a desistir. Cuando te tropiesas, es importante parar y reflexionar sobre tu error, entender por qué sucedió y qué se puede hacer para que no se repita. ¡Aprende a aprender de tus errores!

En algunos momentos los obstáculos serán tan grandes que vas a pensar que jamás conseguirás vencerlos, cuando eso suceda, vas a necesitar utilizar la fuerza de tus objetivos para ayudar a vencer los desafíos.

Piensa en lo que deseas alcanzar, anhelos en la vida que deseas tener, y ve los desafíos que vas a enfrentar no como cosas que destruirán tus sueños, sino como oportunidades de convertirse en una persona más fuerte y determinada.

Sé que esto es algo difícil, sin embargo, necesitas ser fuerte, y si necesitas ayuda, no te preocupe, busca la ayuda que necesitas y siga adelante.

¡Voy a recomendar otra lectura! Es un texto muy importante que puede ayudarte a fortalecerte para enfrentarte a los desafíos y seguir en tu camino: Motivación para adelgazar.

Hacer dietas muy restrictivas

Las dietas restrictivas son verdaderas trampas que pueden acabar de vez en cuando con tu sueño de adelgazarse de verdad.

Tu cuerpo necesita varios nutrientes para funcionar adecuadamente, así que cuando sigues una dieta muy restrictiva, acabas privándote de nutrientes importantes, y eso no es bueno, ya que además de perjudicar tu salud, todavía puedes afectar negativamente su metabolismo , haciéndolo más lento.

Cuando tu metabolismo se vuelve más lento, la tendencia es que el cuerpo queme menos calorías, y la consecuencia de eso es que pierdes peso a una velocidad cada vez menor, y llega un momento en que paras de perder peso, y vuelves a engordar de nuevo.

Si insistes en esta estrategia de las dietas restrictivas, muy probablemente sufrirás la vida entera con el terrible efecto yoyo, y eso es absurdamente frustrante.

La mejor manera de huir de esa trampa es adoptar la estrategia de la reeducación alimentaria. Al hacer esto estarás contribuyendo a mejorar tu salud y a perder peso de forma inteligente y sostenible.

Sólo pensar en la alimentación y olvidarse de los ejercicios

Muchas personas creen que basta con reeducación alimentaria que ya conseguirán adelgazar y mantener el peso ideal. Eso es un error, y puede causar muchos disgustos.

La reeducación alimentaria es indispensable para el proceso de adelgazar, sin embargo, los ejercicios también son importantes, y no deben ser descuidados.

Si sólo cuidas de la alimentación, y sigues haciéndote a los hábitos sedentarios, muy probablemente verás la pérdida de peso estancada.

Los ejercicios físicos ayudan a mejorar la salud, evitan problemas como el colesterol malo, y hacen que tu cuerpo queme más calorías. Además, una persona que se ejercita regularmente se siente más dispuesta, pues los ejercicios hacen qué el cuerpo libere sustancias que proporcionan bienestar.

Mantén siempre una rutina de ejercicios físicos adecuada a tu condición física. Háslo, y en poco tiempo notarás grandes cambios.

Pesarse varias veces al día

Este es un error muy común que puede destruir el proceso de adelgazar, pues puede hacer que la persona sufra mucho con el miedo y las frustraciones.

Si te pesas con mucha frecuencia puedes incluso parecer una buena estrategia para quien está realmente comprometido con el proceso de adelgazar, sin embargo, esa es una trampa que debes evitar.