Formas inteligentes de matar el hambre sin comprometer la dieta

Mucha gente piensa que para bajar aquellos quilitos indeseados es necesario pasar hambre y saltarse comidas. El problema de esta estrategia es que el cuerpo se adapta a la nueva rutina alimentaria, es decir, el metabolismo cae, y el organismo comienza a gastar menos energía, lo que, consecuentemente, resulta en una menor quema de grasa.

 

El resultado es un organismo debilitado debido a la carencia de nutrientes, y una pérdida de peso insignificante. El hecho es que pasar hambre no es un buen camino para quien desea adelgazar y mantener la salud. La mejor estrategia es matar el hambre de manera inteligente, sin comprometer la dieta (y la dieta aquí no quiere decir quedarse sin comer, es decir adoptar una rutina alimentaria sana).

Formas inteligentes de matar el hambre sin culpa

Lo que hace que una persona pierda peso son los hábitos saludables, y pasar hambre de ninguna manera es un hábito saludable. Es posible adelgazar y mantener el peso adoptando una alimentación sana aliada a la práctica de ejercicios físicos.

Por supuesto que no es fácil, pero si realmente deseas perder peso y vivir con disposición y salud al máximo, necesita pensar en lo que deseas alcanzar y fortalecer su motivación y mantenerse perseverante en el objetivo.

Sin embargo, muchas veces, principalmente ante situaciones que causan mucha ansiedad, es común quedarse con aquel deseo inmenso de comer alimentos calóricos, como dulces, frituras y comida chatarra. ¡Manten la calma! Esto es normal, después de todo, no eres de hierro.

Cuando el organismo clama por alimentos, eso quiere decir que necesitas hacer algo para satisfacer tus necesidades. Por supuesto que no es para nada recomendable que devores una barra de chocolate o ataques a esa hamburguesa gigantesca. Hay formas inteligentes de terminar con el hambre sin engordar. A continuación se incluyen algunas maneras prácticas de matar el hambre y contribuir a la pérdida de peso.

¿Te vienen aquellas ganas de comer un dulce?

Cuando de repente vienen aquellas ganas de comer un dulce, mucha gente no resiste y acaba devorando una barra entera de chocolate. No hay ni que decir que después viene aquel arrepentimiento.

Si eres de aquellas personas que idolatran una deliciosa barra de chocolate, comprende que es posible comer esa delicia sin molestar tu dieta. En el caso de que se trate de comer chocolate, cambia un chocolate que tenga en la leche chocolateada por lo menos el 70% de cacao. El chocolate con más concentración de cacao es rico en fibra, eso es bueno porque promueve la saciedad más rápido y es mucho más sano que los chocolates comunes. Eso si que no debes abusar, no vayas a devorarte una barra entera de una vez, consume con bastante moderación.

¿Y cuando te dan aquellas ansias incontrolable de beber un a bebida gaseosa bien helada?

Evita al máximo el consumo de bebidas gaseosas, sin embargo, si no soportas el deseo de tomar una bien helada, puedes intentar engañar las ansias.

Haz lo siguiente: mezcle té de sidra helado con el jugo de 1 limón, un poco de miel, jengibre rallado y agua con gas. Con esta receta, puedes preparar una bebida muy interesante que tiene “burbujas” como las bebidas gaseosas, sin embargo, puedes beber sin culpa, ya que no perjudicará tu dieta.

Las bebidas gaseosas son un peligroso villano que no solo interfiere con tu dieta, pero también perjudica tu salud. Se han realizado varios estudios sobre los riesgos de esta bebida para la salud humana y, desgraciadamente, los resultados son muy preocupantes, ya que se ha demostrado que la bebida sí perjudica la salud del ser humano.

¿Y la fuerza de voluntad para evitar comer aquel delicioso pan francés?

El pancito francés puede incluso ser una maravilla, pero tranquila, no vayas devorando luego 2 o 3 panes enteros.

El consejo es: dále una oportunidad a la tapioca, no tiene gluten, así que no corres el riesgo de aumentar la grasa abdominal, además, tiene sólo 70 calorías. Sólo tene cuidado con los rellenos y usa quesos como cottage y ricotta, aceite de oliva, orégano. Para los rellenos dulces, prefiere jaleas de frutas que contengan poca azúcar.

¿Y esa hamburguesa gigante? ¿Cómo resistirla?

La hamburguesa es realmente seductora, pero para mantener un cuerpo sano y sin grasas no deseadas, es mejor mantenerse alejada de ellas. Para mantener la fuerza de voluntad apueste en los wraps. Los wraps son bocadillos enrollados en masas bien fina, y son una delicia. En el supermercado encuentras algunas pastas listas, y es aconsejable hacer rellenos con pechuga de pollo deshilachado, hojas oscuras, tomate seco, zanahoria rallada, uva, pasa y queso cottage. Son muy ricos, y no perjudican tu dieta.

5 – Con el calor que está haciendo, ¿cómo resistir un delicioso helado?

Si deseas perder peso, debes evitar los helados, principalmente los de masa. Son muy calóricos, y también son bastante ricos en grasa trans.

Para no perder la fuerza de voluntad, sustituye el helado por paletas hechas a base de agua y frutas. Estas paletas son menos calóricas, y combaten el calor de la misma manera (una paleta a base de agua tiene aproximadamente 50 calorías).

Conclusión

PuedeS adelgazar sin pasar hambre, pero debeS hacer intercambios inteligentes como los que hemos sugerido en este artículo para mantener o perder peso. Es importante cambiar tus actitudes, invertir en una dieta sana y practicar ejercicios físicos regulares.

La combinación de alimentación sana y ejercicios físicos le ayudará a perder peso sin sufrimiento, y sin correr el riesgo de sufrir problemas como el efecto yoyo. Entonces, la sugerencia es: abandone los hábitos nocivos y adopte hábitos más saludables.