Cómo preparar una entrevista de trabajo en línea con éxito

Casi encuentras el trabajo de tus sueños, pero ¿tienes una entrevista en línea? ¡Y todavía no has preparado tu computadora y estás terriblemente preocupado, porque no hay contacto en vivo! No tengas miedo. En todo el mundo, las entrevistas se han llevado a cabo de forma remota incluso antes de la pandemia, porque esta forma de entrevista tiene muchas ventajas. Simplemente no olvides algunas reglas simples y todo saldrá bien.

Las entrevistas por videoconferencia, no son un formato nuevo: los gerentes y empleados involucrados en el proceso de selección ahora se encuentran a menudo en diferentes ciudades y países, y las entrevistas a distancia ahorran tiempo y brindan más flexibilidad.

Según un estudio realizado por hr.com, un sitio web de recursos humanos para profesionales, en 2018, el 62% de los empleadores con más de 1,000 empleados realizaron entrevistas en video.

Dichas entrevistas carecen del efecto del contacto personal y requieren habilidades adicionales.

A continuación, te presento seis recomendaciones simples que te ayudarán a prepararte con éxito para una reunión online con un posible empleador y a sentirse lo más seguro posible durante la misma.

Organiza el espacio

En primer lugar, es importante encontrar un lugar conveniente para ti, donde haya una conexión estable y nadie te moleste. Si vas a entrevistar desde tu casa, notifica a los familiares sobre la entrevista programada y verifica con el entrevistador con anticipación cuánto tiempo se requerirá.

No te preocupes, si de repente, durante una reunión en línea, un niño entra en el marco o un gato mira la pantalla, recuerde que el entrevistador se encuentra en la misma situación.

Hay casos excepcionales: los candidatos son entrevistados en un automóvil o en el aeropuerto. Sin embargo, es mejor evitar tales circunstancias. Si no tiene otras opciones, es mejor decirle al entrevistador con anticipación.

Encuentra la iluminación adecuada

Al prepararte para una entrevista en línea, debes prestar atención al ángulo. Puede transformar tu apariencia y distorsionarla más allá del reconocimiento. Es mejor sentarse frente a la ventana, entonces la luz caerá uniformemente sobre tu cara. No te sientes de espaldas a la fuente de luz: el interlocutor solo verá tu forma. Puedes encender la cámara de antemano y ver de qué lado cae mejor la luz.

Experimente con el ángulo, ajusta la cámara de modo que tanto tu como tu interlocutor se sientan cómodos hablando. Deberías sentirte cómodo mirando el monitor, y el entrevistador necesita ver no solo la barbilla o la frente.

Es mejor poner algo neutral en el fondo. Las aplicaciones de comunicación modernas han facilitado la tarea. Con la aplicación Zoom, es posible descargar e instalar cualquier imagen, y en Skype y Microsoft Teams puede habilitar la función de desenfoque de fondo o tomar ventaja de una de las plantillas que vienen listas para usar.

No te olvides del código de vestimenta

Incluso si no planeas ir a la reunión con el empleador en la oficina, no debes olvidarte de la ropa adecuada de todos modos. En este asunto, lo mejor es guiarse por el estilo y la combinación de colores de la ropa por analogía con una sesión de fotos. Da preferencia a las cosas monofónicas en las que te ves mejor, te sientes presentable y profesional.

Ten en cuenta la cultura corporativa de la organización, y si no la conoces muy bien, mantente en el estilo informal de negocios (estilo informal de ropa con énfasis en la conveniencia y practicidad, caracterizado por una combinación de clásicos y democrático) o informal elegante (más estilo de oficina libre en comparación con los negocios) o casual elegante.

Trata de elegir la ropa pensando en que el color de la camisa o la chaqueta difiera del fondo, de lo contrario la imagen no será de tan alta calidad.

Técnica de verificación

Un punto banal, pero extremadamente importante. A veces, en los momentos más cruciales, la computadora se “congela”, el sonido difiere de la imagen, la aplicación no se abre y los auriculares inalámbricos se descargan. Recomiendo 10 minutos antes de la reunión para seguir el enlace de la entrevista, verificar la conexión y todos los ajustes.

Si es posible, guarda el número de teléfono de tu entrevistador con anticipación para contactarlo si surgen problemas.

Si usa auriculares inalámbricos, ten uno con cable a mano como respaldo. También es bueno poner una carga más cercana desde una computadora portátil o tableta. Esto ayudará a minimizar situaciones inesperadas que agreguen incomodidad y estrés.

La confianza en el funcionamiento correcto del equipo te permitirá concentrarse en lo que es realmente importante, de la presentación tuya y de tu competencia. Cuando la entrevista se realiza sin fallas técnicas, el empleador comprende que el candidato se ha enfocado responsablemente en el asunto.

Prepara tu plan de presentación y preguntas para el empleador

El éxito de la entrevista depende de la preparación, lo que ayuda a sentirte seguro y recogido. El encargado te hará las preguntas comunes que hacen para las entrevistas de trabajo. Piensa y escribe lo que te gustaría contar sobre tu experiencia, los éxitos y los desafíos profesionales a destacar.

Tú también tendrás la oportunidad de hacer tus preguntas. Prepara las preguntas para el empleador; esto demostrará una vez más tu interés en la empresa. En una presentación, es mejor confiar en los resultados, dar más números, ejemplos específicos.

La ventaja de las entrevistas en línea es que puedes mantener tus notas frente a ti.

Se abierto e involúcrate en el diálogo

Intenta sentirte y comportarte de forma natural, como si estuvieras en la misma habitación que el empleador. Gesticula, si esto es típico para ti, demuestra tus emociones, energía y motivación.

Es importante recordar que incluso si no recibiste una oferta para una vacante o si no estuviste de acuerdo con las condiciones, pueden surgir otras posiciones más adecuadas en esta empresa. Por eso siempre es útil dejar una buena impresión sobre ti mismo.

Las entrevistas siempre son interesantes. Esta es una oportunidad para aprender mucho sobre la empresa y sobre ti, decidir si desea convertirse en su empleado o no. Esta es una oportunidad para dar un paso hacia una nueva carrera, para comprender qué competencias se demandan en esta organización y cuánto te valoran como candidato.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *