Enseña a tus hijos estas 9 lecciones cruciales de finanzas personales

Aunque los temas como la geometría, la forma de tocar la grabadora y la letra cursiva son parte del currículum nacional, a menudo las clases de finanzas personales no lo son. Muchos estudiantes de secundaria se gradúan sin saber siquiera los fundamentos de las finanzas personales, tales como cómo crear un presupuesto o escribir un cheque. Podría decirse que algunas de las habilidades más importantes que van a necesitar para funcionar plenamente como adulto.

 

Muchas organizaciones tienen como objetivo educar a los niños sobre la importancia de cultivar hábitos saludables de dinero. Pero eso no significa que el trabajo de un padre se detenga allí. Enseñarle a tu hijo/hija cómo administrar su dinero puede ser difícil, pero probablemente resultará en que tu hijo/hija llegue a ser un adulto mucho más adaptado.

Si estás luchando para comunicarse con tu hijo/hija, aquí hay algunos consejos para enseñarle sobre el mundo de las finanzas personales.

1. Abrele a tu hijo una cuenta bancaria

Las cuentas bancarias se pueden abrir a nombre de un niño a cualquier edad. Como padre es posible que se te solicite que firmes algunos documentos legales para comenzar. Cuando vayas al banco para abrir la cuenta, lleva el número de seguro social de tu hijo y el método de depósito inicial. En cuanto a la selección de un banco, busca uno que ofrezca una cuenta sin requisitos de saldo mínimo, ya que es poco probable que tu hijo tenga suficientes ahorros acumulados para evitar las tarifas asociadas a menudo con esos requisitos.

En su cuenta bancaria, tu hijo puede depositar parte del dinero que le das para sus gastos, dinero de cumpleaños, vacaciones, y cualquier cosa que gane realizando trabajos extraños como cuidar niños, pasear perros, etc. Cultivar un sentido de independencia en su hijo durante este tiempo puede ayudarle a sentirse importantes y empoderado sobre sus finanzas. Asegúrate que la cuenta este a nombre de tu hijo (incluso si tu nombre también está adjunto).

2. Anima a tu hijo/hija a generar ingresos

Dependiendo de tu estado de origen, las leyes pueden variar con respecto a que tu hijo/hija tenga un puesto por hora adecuado con un empleador. Sin embargo, ten en cuenta que para generar ingresos, tu hijo/hija no necesariamente tiene que trabajar para otra persona. Puede comenzar su propio negocio, como un puesto de limonada, anunciar en el vecindario para realizar trabajos extraños, o cualquier tipo de esfuerzo que le pueda interesar. La clave es permitirle espacio para hacer lo que le interesa, ya que le ayudará a estar más involucrado y motivado para trabajar.

3. Usa el enfoque de ahorrar para una comprar grande en lugar de darle lo que quiere

Muchos padres utilizan inherentemente este método al enseñar a sus hijos a ahorrar para una compra grande en lugar de comprarlo para él o ella. Ofrécele una recompensa primero, ya que esta puede proporcionar una motivación más intrínseca para el niño y hacer que desee ahorrar, en lugar de sentir que se le está obligando a ahorrar.

4. Ofrecele un incentivo de partida en sus ahorros

La gratificación retrasada es un concepto con el que muchos niños luchan. Una forma de subrayar la importancia de esto es hacer coincidir todo lo que ahorre. La importancia del ahorro se turboalimenta cuando el niño tiene un objetivo para ahorrar, por ejemplo, un juguete nuevo o las últimas zapatillas de deporte. Ofrecer un incentivo de partida para ahorrar puede ser un gran motivador y crea una connotación positiva con el ahorro.

5. Enseña a tu hijo/hija sobre el crédito

Enseñarle a tu hijo o hija sobre el crédito, como por qué es importante, cómo mantener un buen crédito y cómo ser responsable con las tarjetas de crédito le servirá muy bien en el futuro.

Dependiendo del nivel de responsabilidad de tu hijo/hija, una opción es agregarle como un usuario designado a tus cuentas de crédito. Esto solo funcionará si confías en que tu hijo/hija no se exceda y acumule una gran factura. Revisa los estados de cuenta de la tarjeta de crédito todos los meses para infundir buenos hábitos y para darle a tu hijo/hija una comprensión básica de cómo funciona el crédito.

6. Haz que tu hijo/hija sea responsable de una factura

Lo más probable es que tu hijo/hija no esté generando suficientes ingresos para pagar todas las facturas de la casa. Pero darle una pequeña factura para que sea responsable cada mes es una excelente manera de impulsar su educación financiera. Una pequeña factura de teléfono celular o una parte de la factura de Internet en este caso sería un gran punto de partida. Esto ayudará a enseñar el proceso de pago de facturas e infundirá una mayor sensación de costo a tu hijo/hija.

7. Ház que tu hijo/hija escriba un cheque

Saliendo del sexto grado, haza que su hijo/hija te escriba un cheque todos los meses por la cantidad adeudada. Más que solo mostrarle cómo escribir un cheque una vez y luego olvidarlo, esta rutina mensual asegura que sepa cómo escribir un cheque cuando llegue el momento.

Además, enséñale a tu hijo/hija cómo equilibrar su chequera y lleva un registro de los gastos tan pronto como escriba el cheque. Esto nos lleva al número ocho en nuestra lista.

8. Enséñale a crear un presupuesto

Ahorrar para una compra más grande demostrará la necesidad de tener un presupuesto cada mes. Esta lección puede aplicarse más a un adolescente que a un niño pequeño. Ser capaz de anticipar los gastos futuros, asignar dinero para esos gastos y ahorrar al mismo tiempo es la base de la aptitud financiera.

Deja que tu hijo/hija solo(a) decida en qué gastar el dinero. Al crear un presupuesto, tu hijo/hija podrá comprender exactamente cuánto necesita ahorrar para poder pagar los gastos regulares además de cualquier otra compra que quiera hacer. Esto le ayudará a sentirse fortalecido(a) y motivado(a), en lugar de ser controlado(a) por sus padres.

9. Enséñale a asignar dinero a causas benéficas

Tal vez una de las lecciones más importantes para tu hijo/hija es enseñarle a compartir una vez que haya aprendido a cuidarse a sí mismo. Escoge una causa que sea importante para tu hijo/hija y anímele a que asigne una parte de sus gastos para ayudar a respaldar esa causa. Intenta encontrar una causa que tenga eventos especiales para los donantes, ya que esto puede ayudar a tu hijo/hija a sentirse parte de la comunidad y mostrarle lo importante que puede ser el dinero como herramienta.

Ser capaz de administrar adecuadamente tu dinero es la piedra angular de la edad adulta, sin embargo, muchos adultos pasan por la vida sin idea de cómo hacerlo, principalmente porque no se les ha enseñado, y no saben lo que no saben. Darle a tu hijo/hija una base de principios financieros le ayudará a avanzar mucho más en la vida y es una manera estupenda de asegurarte de que tu hijo/hija se convierta en un adulto independiente y que funcione bien.